Síntomas

La EP se presenta a través de una serie de síntomas motores y otros no motores muy variados y diferentes en cada paciente. Relacionamos algunos de los síntomas que se presentan, aunque esta no es una lista cerrada y exhaustiva ya que son numerosas las manifestaciones de la EP. Para información sobre si alguna sintomatología puede relacionarse o verse agravada por la enfermedad es recomendable acudir a su especialista en neurología.

Al inicio los síntomas son leves y suele comenzar en algunas extremidades de un lado del cuerpo (izquierdo o derecho sin distinciones, y luego pasa a toda la mitad del cuerpo, para finalmente afectar al conjunto. 

No todas las personas con Parkinson presentan todos estos síntomas, pero la mayoría presentan los relacionados a continuación como principales:

Principales:

  • Temblor de reposo.
  • Bradicinesia.
  • Rigidez.
  • Inestabilidad postural.

Secundarios:

  • Hipomimia.
  • Hipofonia.
  • Disartria y sialorrea.
  • Dificultades respiratorias.

Neuropsiquiátricos:

  • Alucinaciones.
  • Demencia.
  • Trastorno del control de impulsos.
  • Deterioro cognitivo.

Del sueño:

  • Somnolencia diurna.
  • Insomnio.
  • Pesadillas y sueños vividos.

Digestivos:

  • Disfagia.
  • Estreñimiento.

Autonómicos:

  • Sudoración excesiva.
  • Disfunción sexual.
  • Hipotensión ortostática.

Sensoriales:

  • Dolor.
  • Alteraciones visuales.
  • Anosmia.

Otros:

  • Fatiga.
  • Pérdida de peso.