¿Qué es el Parkinson?

Se conoce comúnmente como enfermedad de Parkinson (EP) en referencia a James Parkinson, el doctor que la describió por primera vez en 1817 en su monografía Un ensayo sobre la parálisis agitante (An essay on the shaking palsy).

Es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, después del Alzheimer, con una posible prevalencia estimada de 150-200 casos por cada 100.000 habitantes, alcanzando el 1,5% en mayores de 65 años. A pesar de ello, es cada vez mayor el número de personas jóvenes diagnosticadas, siendo 1 de cada 5 menores de 50 años. 

Implica la pérdida de grupos de neuronas en el cerebro afectando al sistema nervioso de manera crónica y progresiva y pertenece a los llamados Trastornos del movimiento. La causa, en la mayoría de los casos, es desconocida.

Se caracteriza por la pérdida (o degeneración) de neuronas en la sustancia negra, lo que provoca una falta de dopamina en el organismo, una sustancia que transmite información al sistema locomotor que nos permite movernos.

Los parkinsonismos son un grupo de afectaciones neurológicas que comparten con la EP síntomas como como la rigidez, el temblor, la inestabilidad postural o la bradicinesia pero cuyas características y evolución difieren con respecto a ella.

Parálisis Supranuclear Progresiva (PSP): Afecta a los ganglios basales y el tronco cerebral. Una característica distintiva es la alteración que se produce en los movimientos oculares y una mayor frecuencia de las caídas hacia atrás.

Degeneración Corticobasal (DCB): Se considera una enfermedad rara. Al inicio los síntomas aparecen de manera asimétrica, es decir, en un solo lado del cuerpo, y se observa afectación cognitiva. Es muy característica la aparición de la “mano ajena”.

Atrofia Multisistémica (AMS): Comparte síntomas de tipo parkinsoniano o cerebeloso. Los parkinsonianos incluyen hipocinesia, rigidez, temblor y puede haber afectación del equilibrio.

(Hoehn MM, Yahr MD. Neurology;17:427-442.1967) 

0 No hay signos de enfermedad.
1.0 Enfermedad exclusivamente unilateral.
1.5 Afectación unilateral y axial.
2.0 Afectación bilateral sin alteración del equilibrio.
2.5 Afectación bilateral leve con recuperación en la prueba de retropulsión. (Test del empujón)
3.0 Afectación bilateral leve a moderada; cierta inestabilidad postural, pero físicamente independiente.
4.0 Incapacidad grave; aún capaz de caminar o de permanecer en pie sin ayuda.
5.0 Permanece en una silla de ruedas o encamado si no tiene ayuda