INICIO

Combate al Parkinson bailando, en un concierto de La Araña Calva en La Esfera de Alcobendas

 

25 octubre 2016



La música es un refuerzo terapéutico al tratamiento farmacológico en la enfermedad de Parkinson pero también en otras muchas como Alzheimer, depresiones, TDHA y, en general beneficiosa para mejorar el estado de ánimo de cualquiera.

 

El 4 de noviembre, a las 18:30 La Esfera de Alcobendas abre sus puertas para que el Parkinson nos haga bailar, a todos, y que sea la excusa para unirnos y disfrutar de la música tradicional recién salida del horno.

 

 

 

El 4 de noviembre la Asociación de Parkinson AlcoSSe organiza un concierto, gracias al ofrecimiento y la colaboración de Repiques Serranos y La Araña Calva, dirigido a los afectados y las afectadas por esa enfermedad, a sus familiares, cuidadores y cuidadoras y los hijos e hijas de todos ellos.

 

Un concierto que pretende aunar personas y que la Asociación de Parkinson AlcoSSe quiere regalar a toda la ciudadanía, a todas las asociaciones con estos sonidos que rinden homenaje a los que os precedieron con sus ritmos no binarios y con instrumentos de nuestros ancestros como el Albogue o el Pandero Cuadrado de Peñaparda que flotan a lomos de ambientes tan pronto tradicionales como rockeros o psicodélicos.

 

La música hereda la impronta de las personas que la crean y ello explica la especial energía que se genera desde La Araña Calva, teniendo en cuenta los universos desde donde aterrizan cada uno de sus integrantes. Queremos que esa energía llegue a todos y cada uno de los asistentes y les permita seguir adelante y disfrutar de la vida a pesar de su enfermedad, o quizá gracias a ella.

 

Antes del concierto actuarán "Repiques Serranos", un grupo de danza castellana que baila jotas, fandangos, charros... de la mano de Daniel Peces Ayuso. Disfrutaremos y aprenderemos, entre otras,  como es una malagueña golpeá, un charro de Salamanca o una Rueda, colorida entradilla castellana."

 

La entrada es gratuita y abierta a todo aquel que quiera disfrutar de un concierto que permite conciliar ya que se puede disfrutar de la música y a la vez compartirla con nuestros mayores y traer también a nuestros niños y niñas.