INICIO

Empezar el curso con fuerza, y con el pie derecho

La situación sanitaria provocada por el COVID-19 que ha cambiado estos seis meses nuestra vida, se prorroga más tiempo del que a todos nos gustaría.

 

Quienes aún no hayáis empezado a trabajar con videoterapias os animamos a probar;  buscad un soporte electrónico, ya sea un ordenador o una tablet, para poder volver a vernos y entre todos empecemos “el curso” con el pie derecho y con ganas de mejorar.

 

 

 

 Estuvimos completamente restringidos al domicilio y actualmente, aunque podemos salir de él, no podemos realizar todas las actividades y rutinas que componían nuestro día a día. Las tareas cotidianas como salir a comprar, realizar pequeños recados en un comercio o tomarnos un café en el bar del barrio, parecían cosas insignificantes y ahora, nos enfundamos en guantes y mascarillas para, por un rato, poder salir de casa y romper con la monotonía de las cuatro paredes.

 

Pero además todos vosotros, hacíais semanalmente un gran esfuerzo para mantener los síntomas del Parkinson a raya: acudíais al Centro a sesiones de fisioterapia, logopedia y estimulación cognitiva y participabais en actividades de grupo en Tai Chi, la piscina y el gimnasio.

 

Pacientes, cuidadores, socios y profesionales de la Asociación estamos viendo en primera persona como esta situación ha mermado el estado físico, cognitivo y anímico, de todos.

 

Sabemos que la inactividad física es mala aliada del Parkinson: produce pérdida de movimiento, aumenta la rigidez y conlleva a perder masa muscular que debilita las articulaciones y aumenta el dolor articular. La pérdida de rutinas y tareas cotidianas provoca desorientación y favorece la apatía y la depresión. Y, por último, el abandono del programa de actividades de rehabilitación de Parkinson que con tanto esfuerzo realizabais antes del confinamiento, conlleva a un empeoramiento de los síntomas de esta enfermedad.

 

Desde Alcosse, mantenemos el programa de rehabilitación de manera online, con videoterapias, para poder dar continuidad al tratamiento y evitar el abandono. Aportando el apoyo rehabilitador que en esta pandemia es posible y primando la seguridad de los pacientes.

 

La situación sanitaria actual es previsible que se prolongue incluso que empeore con la llegada del invierno, por ello, os animamos a todos aquellos que estáis online, a que continuéis vuestra rehabilitación intentando mejorar día a día.

 

Quienes estéis interesados en  probar las sesiones online, que se pongan en contacto con nosotros. Nos encargamos de explicar y mostrar los pasos a seguir. Sólo es necesario que el usuario tenga conexión a internet y un dispositivo electrónico: tablet, ordenador  o móvil que permita acceder al programa. Da igual que este sea antiguo si puede conectarse a internet. ¡PROBAD!